Artículos

Artículos Especificadores Instaladores

El Sistema Internacional de Unidades

En este artículo, revisamos el origen de las unidades de medida que usamos cotidianamente en nuestras vidas y en nuestro trabajo.

En el año 1960, en la 11ª Conferencia General de Pesos y Medidas (11ème Conférence Générale des Poids et Mesures, CGPM), se estableció el Sistema Internacional de Unidades (SI, del francés Le Système International d’Unités), sistema de medidas empleado en la actualidad en casi todos los países del mundo (a excepción de Birmania, Liberia y Estados Unidos, que no lo han declarado “prioritario” o “único”).

En dicha ocasión, se reconocieron inicialmente seis unidades físicas básicas: metro (m), como unidad de longitud; kilogramo (kg), masa; segundo (s), tiempo; amperio (A), corriente eléctrica; kelvin (K), temperatura termodinámica; mol (mol), cantidad de sustancia; candela (cd), intensidad luminosa.

También conocido como “sistema métrico” (por ser el “sucesor” del Sistema Métrico Decimal), el SI permite que todas sus unidades de medida puedan reducirse a un pequeño número de fenómenos físicos fundamentales, los cuales reúnen gran parte del trabajo para mejorar continuamente su definición.

Gracias al SI, se pueden considerar equivalentes las medidas realizadas con instrumentos similares, utilizados y calibrados en lugares distantes y, por ende, asegurar -sin necesidad de duplicación de ensayos y mediciones- el cumplimiento de las características de los productos que son objeto de transacciones en el comercio internacional.

Con el paso de los años, las definiciones de estas unidades base, así como sus métodos de medición, han ido cambiando. A medida de aumenta la precisión en la definición de las unidades de medida, más finos pueden ser los valores medidos. Lo anterior se refleja en la cambiante definición de “metro”.

La definición original de esta unidad como una proporción de un arco de meridiano, era muy difícil de implementar a finales del siglo XVIII. En 1889, se adoptó un nuevo prototipo para la unidad: un patrón de platino e iridio depositado en un cofre en los subterráneos de la Oficina de Pesos y Medidas, a las afueras de París.

El 14 de agosto de 1960, el metro fue redefinido como ser igual a 1.650.763,73 veces la longitud de onda de la radiación naranja del átomo de criptón 86 en el vacío. Esta definición, basada en un fenómeno físico, marca el regreso a un estándar natural, reproducible, permanente e invariable, ofreciendo una precisión casi 50 veces más alta que la basada en el prototipo internacional y una mejor garantía de mantenimiento de largo plazo.

Posteriormente, y como consecuencia de significativos trabajos realizados sobre la velocidad de la luz y de los relojes atómicos, el metro se redefinió como “la distancia que recorre la luz en el vacío durante un intervalo de 1/299.792.458 de segundo”. Se calcula que esta definición es 30 veces más exacta que la de 1960.

El SI y los cables eléctricos

Como mencionamos, Estados Unidos no ha adoptado el SI como sistema de medida único, empleando comúnmente uno basado en la pulgada (longitud) y la libra (masa). Si bien las unidades relacionadas con el trabajo eléctrico (amperio, culombio, voltio, vatio, ohmio, etc.) se mantienen sin mayores cambios, merece cuidado la lectura de códigos o instrucciones provenientes de dicho país. Por ejemplo, el National Electrical Code (NEC o NFPA 70), siempre coloca las unidades de medida del SI, y luego la conversión a pulgadas y libras en paréntesis. En este sentido, asegúrese de siempre emplear los números correspondientes al sistema de medida que está empleando.

Do not paper writer forget that when two otherwise equivalent applicants are competing for the same job, the one who has a hpe oneview certification will have the advantage over the applicant that does not

.