Artículos

Distribuidores Especificadores Instaladores

¿Qué es un conductor eléctrico?

¿Qué es un conductor eléctrico?

Se aplica este concepto a los cuerpos capaces de conducir o transmitir electricidad.
El conductor eléctrico se compone esencialmente de tres partes: el alma o elemento conductor, el aislamiento y la cubierta o revestimiento.

Conductor

Es el elemento que permite o facilita el paso de la corriente eléctrica, por lo que se fabrica de materiales de altos niveles de conductividad.
El conductor según su constitución puede clasificarse en dos tipos:

Alambre: Conductor eléctrico cuya alma conductora está formada por un solo elemento o hilo conductor.

foto1

 

Cable: conductor eléctrico cuya alma conductora está formada por una serie de hilos conductores o alambres de baja sección.

foto2

 

Según su número de conductores puede clasificarse en dos tipos:

Monoconductor: Conductor eléctrico con una sola alma conductora, con aislamiento y con o sin cubierta.

foto3

Multiconductor: Conductor de dos o más almas conductoras aisladas entre sí, envuelta cada una por su respectiva capa de aislamiento y con una o más cubiertas.

 

Multiconductorok

Material del conductor

Las características del cable (como flexibilidad, peso, etc.) dependen tanto de su construcción como de los materiales empleados en la misma.
Según su grado de conductividad eléctrica, los cuatro mejores conductores son plata, cobre, oro y aluminio. No obstante, al desarrollar un cable eléctrico, se debe tener en cuenta el precio, el peso y el procesamiento. Por esta razón, hay muchos otros materiales (por ejemplo, acero) que se emplean en la construcción de conductores para líneas aéreas, no por sus propiedades conductoras, sino por otras de sus características, como la resistencia mecánica.

Cobre: Excelente conductor, fácil de trabajar, peso razonable, durabilidad razonable, buena conectividad (soldadura, conectores), poca oxidación. Es el principal material utilizado en la industria del cable.

Plata: Excelente conductor, muy fácil de trabajar, peso razonable, excelente durabilidad, buena conectividad (conectores, soldadura). Sin embargo, su costo es muy alto. Este material se usa principalmente para aplicaciones de Radiofrecuencia (efecto piel), Electrónica, entre otras.

Oro: Buen conductor, muy fácil de trabajar, excelente durabilidad, pesado, excelente conectividad (no hay oxidación). Sin embargo, su costo es elevado. Se emplea básicamente en cables ultrafinos y de planchas para los conectores e interruptores, sobre todo para aplicaciones electrónicas.

Aluminio: La conductividad es aceptable, costo razonable, peso ligero, algo difícil de procesar, y genera una dura capa de aislante de óxido (alúmina) que hacen las conexiones muy difíciles.
Se utiliza principalmente para cables de calibre grueso, en aplicaciones donde se realizan pocas conexiones llevadas a cabo por personal calificado y con técnicas específicas. Asimismo, se usa para cables especiales donde el peso es muy importante (como en la industria aeroespacial). En esos casos, se emplean galvanoplastias especiales con conductores muchos más caros (níquel, plata…).

Aislamiento

El segundo componente del conductor eléctrico es el aislamiento, cuya función principal es evitar que la energía eléctrica que circula por el conductor, entre en contacto con las personas o con objetos, ya sean éstos ductos, artefactos u otros elementos que forman parte de una instalación. Del mismo modo, el aislamiento debe evitar que conductores de distinto voltaje hagan contacto entre sí. Entre los principales materiales empleados como aislamiento, se destacan el plástico, el PVC, el polietileno o PE, el caucho y la goma.
Los distintos tipos de aislamiento están dados por su comportamiento térmico y mecánico considerando el medio ambiente y las condiciones de canalización a las que serán sometidos los conductores que ellos protegen: resistente a agentes químicos, rayos solares, humedad, altas temperaturas, etc.-
Si el diseño del conductor no considera otro tipo de protección se le denomina aislamiento integral, porque cumple la función de aislar y revestir a la vez.
Cuando los conductores tienen una protección adicional de un polímero sobre un aislamiento, esta última se llama revestimiento, chaqueta o cubierta.

Cubierta o revestimiento

El tercer componente del conductor eléctrico es la cubierta o revestimiento cuya función es proteger la integridad del aislamiento y del alma conductora contra los daños mecánicos, tales como raspaduras y golpes producidos durante la instalación del cable. Además, protege los componentes interiores de las distintas condiciones a las que pueden estar expuestos en el medio donde permanece instalado el cable, tales como presencia de sustancias químicas, elevada humedad, radiación UV, abrasión, ataque de animales roedores, de termitas, etc.

partes de un cable 1

 

foto4

 

.