Artículos

Artículos Distribuidores Especificadores Instaladores Minería

SEC detecta 8.000 km de cables eléctricos con fallas de seguridad

La Tercera, 24 de Julio de 2017

Se trata de un tipo de conductor que fue importado desde España y que se le revocó la certificación. Ahora, el organismo fiscalizador está buscando quiénes pudieron adquirirlos, para advertirles de esta situación.

Una señal de alerta se encendió entre algunos actores del sector eléctrico. Esto, porque la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) detectó partidas de cables importados desde España que no cuentan con todas las medidas de seguridad exigidas en Chile. En total, según el ente fiscalizador, en el país hay más de 8.000 km de estos conductores a los cuales se les revocó la certificación, que asegura, entre otras materias, que estos productos no propaguen los incendios.

Se trata de los cables de la familia RZ1-K, libre de halógenos. Estos conductores, según la normativa nacional, se deben instalar en los lugares que concentren a más de 25 personas por más de 15 minutos. Entre los sitios que tienen que contar con este producto se encuentran malls, hospitales, cines, discotecas, casinos y edificios residenciales.

El concepto libre de halógeno incluye una serie de propiedades (ver infografía). Sandra Rodríguez, gerenta general del organismo certificador Ingcer, indicó que se exige que estos cables “frente a un incendio declarado no lo propaguen, no emitan gases tóxicos ni humos de alta opacidad. Estas características son fundamentales para el trabajo de bomberos en la extinción del fuego”.

Respecto de la no propagación, la norma exige que si el conductor entra en contacto con fuego, la llama debe extinguirse sola a los 2,5 metros. Y fue justamente esta propiedad la que no cumplían los cables que alcanzaron a ingresar y a comercializarse en el país.

¿Cómo ocurrió esta situación? En la industria explicaron que los conductores eléctricos que ingresan a Chile desde España vienen con un certificado de seguridad, el que es validado en el país. En abril, un laboratorio realizó pruebas a estos productos y, en el test del fuego, detectaron que los recubrimientos propagaban las llamas.

El superintendente de Electricidad y Combustibles, Luis Ávila Bravo, explicó a La Tercera que “el sistema de certificación que posee nuestro país permitió detectar una serie de productos, del tipo cables eléctricos, provenientes de España, los que presentaban problemas con cierto tipo de ensayos, razón por la cual se canceló su certificación, prohibiéndose su comercialización en todo el país”.

Ávila añadió que “la SEC tuvo acceso a esta información a través del Informe de Rechazo emitido por el organismo de certificación Ingcer S.A., de fecha 28 de abril de este año”.

A través de Ley de Transparencia, el organismo fiscalizador entregó las resoluciones en que se dictó la prohibición de venta en Chile. En los documentos se señala la marca, modelo y país de fabricación del cable, añadiendo que “no se encuentran conformes a los estándares fijados por la normativa, existiendo un riesgo para la seguridad de los usuarios que requiere ser tratado mediante la adopción de medidas rápidas y efectivas, como es prohibir transitoriamente su comercialización en el país”.

Las marcas cuestionadas son Miguelez, Top Cable, Ascable y Cables RCT. Desde Top Cable indicaron que el tema aún está en desarrollo y en Miguelez no se pudo obtener una respuesta. Respecto de las otras dos firmas, no fue posible encontrar a los representantes en Chile.

El alcance de este problema fue entregado por el propio superintendente: “De acuerdo a nuestros análisis, existe un total de 8.630 kilómetros de los cables cuestionados que ingresaron al país, lo que equivale al 4% del total de cables en condiciones de ser comercializados en Chile”.

La SEC, también vía Transparencia, entregó el listado de los nueve importadores que en los últimos 12 meses tuvieron cables a los cuales se les canceló la certificación. Desde algunos de estos lugares indicaron que ellos no son responsables, pues no los fabrican. Su venta, aseguran, está congelada.

Medidas

La SEC está abordando esta situación desde dos ángulos. El primero, enfocado en buscar las responsabilidades, y el segundo, que busca mitigar los eventuales riesgos.

“Tenemos una investigación en curso con miras a verificar eventuales incumplimientos normativos por parte de las empresas involucradas y del Organismo de Certificación. Una de las primeras acciones que desarrollamos fue la emisión de una prohibición de comercialización contra seis empresas, a fin de que no se sigan vendiendo este tipo de cables”, indicó Ávila, quien añadió que, “además, se ofició a las empresas que se dedican a la importación de estos productos para que nos remitan información sobre la cantidad importada, el stock en bodegas, la lista de los clientes que compraron estos cables, el stock de los mismos y los planes de evaluación de los riesgos para productos que ya hayan sido comercializados y cuáles son los mecanismos para eliminar, mitigar y/o reducir estos riesgos”.

La autoridad también indicó que “actualmente, y en el marco de la investigación que llevamos adelante, hemos logrado llegar a cerca de 230 empresas que compraron los cables en cuestión, a las cuales les estamos solicitando información acerca de los lugares donde instalaron dichos conductores o a quienes se los vendieron”.

Alberto Petermann, gerente de Operaciones de la empresa Fleischmann S. A., explicó que “en la industria se valoran la normativa y el rol fiscalizador de la SEC. El respeto de estas normas va en directo beneficio de la seguridad de las instalaciones, de los usuarios y de los trabajadores”. Añadió que “valoramos que se saquen del mercado los elementos que no cumplen con la normativa”.

Respecto de la situación de los cables cuestionados, indicó que “entiendo que la SEC detectó productos defectuosos, alertó a los distribuidores y está contactando a los compradores finales. Además, como parte del proceso de fiscalización de las instalaciones, va a revisar si una empresa está instalando estos cables defectuosos y, si es así, no va a permitir la conexión de esta instalación”.

 

Check out the video topspying.com/ how to track a cell phone location without installing software walkthrough below you can download lockflavors from the bigboss repo for $1

.